15/5/10

¿QUE HUEVOS COMEMOS?

¿Quien no consume huevos casi a diario?
Hace algún tiempo, recibí en mi correo electrónico un archivo Power point realizado por irman.lobo(arroba)gmail.com. No conozco a la persona en cuestión, ni puedo confirmar la veracidad de lo que se cuenta en ese correo, ya que después he buscado muchísimo al respecto, y me he encontrado con informaciones muy contradictorias. Lo que si os puedo decir es que tengo información muy veraz que me han facilitado en la cooperativa de consumo ecológico en la que colaboro, y que esa información es muy interesante, así que os recomiendo a todos que le echéis un vistazo.
A continuación os pongo las imágenes de la presentación Power Point y más abajo la información de la cooperativa. El resto, es elección vuestra.
Un saludo y espero que os sirva de algo (aunque solo sea para pensar un poquito....)

(Pincha sobre las imágenes para ampliarlas)









Diferencia entre huevo casero, huevo ecológico y huevo no ecológico
(Cooperativa Zoca Miñoca)

Las gallinas ecológicas no comen piensos transgénicos y toda su alimentación es de producción ecológica. 
Aquí en Galicia muchas señoras de aldea tienen sus gallinas y esas gallinas ponen unos huevos estupendos y riquísimos, pero el problema es que todas, absolutamente todas, comen piensos transgénicos.
No existe ninguna cooperativa ni ninguna compañía de piensos (salvo las ecológicas) que compren semillas no transgénicas y muy pocas personas tienen plantado grano suficiente en su explotación, como para dar de comer a sus gallinas y tener almacenado.
Mucha gente (sobre todo la gente del campo y aquí en Galicia la gente de Aldea), comenta que sus gallinas solo comen verdura y restos de sus huertas, e insisten en que a la tierra solo le echan estiercol y minerales. Cuando les preguntas que llevan esos minerales, ellos dicen que el que le dan en la tienda...Pues bien, siempre llevan productos no autorizados para la agricultura ecológica....
Y de ahí la diferencia principal entre un huevo "casero" y un huevo "ecológico". Aunque en el sabor no notaremos la diferencia (ambos estarán buenos), debemos saber diferenciar lo natural de lo ecológico.
Ahora solo queda tu elección personal...