29/8/14

¿Comprar un pantalón vaquero o reutilizarlo? ¡¡¡ Esa es la cuestión!!!





¡¡¡Hola a tod@s!!!
¿Habéis visto qué chulada? Pues si, cumple nuestras tres B: bueno, bonito y barato, y también dos de nuestras R: Reducir y Reutilizar ;-)
Aquí os dejamos un poquito de información interesante que no está de más saber, esperando que os guste y os animéis a comentar al respecto. Un saludín

"Contrariamente a la creencia popular, la historia de los vaqueros comienza mucho antes de la introducción del jean azul por Levi Strauss & Co en 1873. Se inicia en la ciudad de Génova (Italia), donde la tela jean genovesa era muy similar a la pana y se utilizaba, por ese motivo, para cubrir y proteger la mercancía de los marineros en los muelles.

Los primeros vaqueros, como los conocemos hoy, se hicieron para la armada genovesa, dado que necesitaban un pantalón de todo-uso para sus marineros y cuyas perneras pudieran remangarse fácilmente para no entorpecer al limpiar la cubierta ni para nadar.
Poco después los genoveses se encargaron de teñir la tela en un característico color azul índigo procedente de la India y, durante la República, los marineros se encargaron de exportarla a toda Europa.
En la ciudad francesa de Nîmes, los tejedores trataron de reproducir la tela exactamente, pero sin éxito. Sin embargo, con la experimentación, y por medio de ensayo y error, desarrollaron otro tipo de tejido de sarga que se hizo conocido como denim, llegando, a finales del siglo XIX a  los Estados Unidos.

Esta historia se entrelaza con la de un joven llamado Jacob Davis que compraba frecuentemente rollos de tela en la casa al por mayor de Levi Strauss & Co y con el que finalmente se asoció para llevar a cabo su idea de utilizar remaches de cobre para reforzar los puntos de estrés de los pantalones, recibiendo, posteriormente,  la patente de EE.UU.

Los Denim (jeans) fueron usados por mineros, granjeros de Kansas, cowboys y obreros; y de ropa de trabajo pasaron a ser  un identificativo (después de que James Dean los popularizara en la película Rebelde sin causa, usar pantalones vaqueros se convirtió en un símbolo de rebeldía juvenil).
Durante la década de 1960, el uso de pantalones vaqueros se hizo más aceptable, y en la década de 1970 se había convertido en la moda en general en los Estados Unidos como ropa casual.
Desde entonces, el pantalón vaquero no ha perdido protagonismo, siendo la prenda textil más vendida en el mundo. Cada año se venden 6.000 millones de jeans y el volumen de negocio que mueve este mercado es de 90.000 millones de dólares.

Viendo esas cifras...¿Te has planteado que comprar un pantalón vaquero tiene muchos más efectos ambientales, sociales y económicos de los que piensas?

Desde la etapa inicial de recolección de la materia prima, pasando por la etapa de fabricación del producto, hasta los medios de transporte utilizados para llevarlo de un lugar a otro...la compra de un pantalón afecta en mayor o menor medida a nuestro planeta y a la vida de millones de personas.
Para que te hagas una idea, para hacer unos vaqueros se consumen alrededor de 920 litros de agua durante su ciclo de vida (esto incluye el agua para el riego de los cultivos de algodón, fabricar los pantalones vaqueros, y los numerosos lavados por el consumidor).

Además, ¿sabías que los vaqueros con "efecto gastado" pueden ser más perjudiciales para el medio ambiente ?

Todo depende de cómo se procesen los compuestos de desecho procedentes de su producción, pero lo que si se sabe a  ciencia cierta es que el arenado y el tratamiento con papel de lija (procesos muy habituales para conseguir ese tipo de acabados), pueden causar silicosis a los trabajadores.
En Turquía, más de 5.000 trabajadores de la industria textil sufrieron esta enfermedad, y se sabe que algunas de ellas han fallecido. Por ese motivo, algunas compañías han anunciado que prohibirán el uso de chorro de arena pero en Reciclín & Reciclán pensamos que, simplemente con esa acción no se soluciona el problema.

Es posible que ahora "te sientas culpable" y estés pensando...¿y cómo puedo yo aportar mi granito de arena al cuidado del medio ambiente y a la mejora de las condiciones de vida de las personas?

El primer paso ya lo has dado, es, simplemente, parar a pensar "qué puedes hacer tu para cambiar todo esto". El segundo paso empieza por algo tan básico y sencillo como REUTILIZAR TU ROPA.

Si te gusta la estética "gastada" para tus vaqueros, no tienes que renunciar a ello ;-)
Recuerda que el primer paso ya lo has dado: Re-pensar. Ahora puedes dar el segundo y Re-utilizar.
Aquí te dejamos un video chulísimo en que se dan diferentes ideas para dar una segunda oportunidad a tus vaqueros, y sin renunciar a la moda.

¿Te animas?

Nota: Somos conscientes de que el uso de lejía también contamina el medio ambiente por lo que te aconsejamos que hagas un uso responsable de ella.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Pantal%C3%B3n_vaquero
Campaña "Ropa Limpia"