14/8/13

¿¿¿SAL???


Seguro que alguna vez, mientras movías con energía el salero sobre tu plato, alguien te dijo:

¡¡¡No abuses de la sal, que es malo!!!
(no puedo evitar recordar la cara de mi madre diciéndomelo contínuamente..jejejeje)
El caso es que, como con casi todo, no es muy bueno abusar de ella, pero...¿sabías por qué?

Pues, entre otras cosas, porque:

-Aumenta la presión arterial

- Hace que aumente el riesgo de padecer un ictus (ataque cerebral o accidente vascular).

- Aumenta la posibilidad de sufrir algunos tipos de cáncer (según algunos estudios )

- Aumenta el riesgo de padecer cálculos renales (ya que su consumo hace que se retengan más líquidos).

- Provoca un aumento de la eliminación de calcio por la orina lo que favorece la aparición de osteoporosis.

Además, en mi caso particular, estaba tan acostumbrada a añadir más sal a los platos, que si no lo hacía me daba la sensación de que los alimentos no sabían a nada...

Sabía que era malo (en gran parte gracias a mi madre) pero me negaba a admitir que podía ser tan nociva para la salud, hasta que comencé a tener problemas graves de retención de líquidos y me "aconsejaron" en el médico que eliminase la sal.
Lo intenté por activa por pasiva, pero al final, el resultado era un efecto rebote, ya que el comer sin sal me creaba ansiedad. ¿Cómo salir entonces de esa espiral?

Un día acudí a una herboristería que visito con asiduidad, y le comenté mi caso. Me dijo que lo mejor era eliminarla, pero que en mi caso quizá era contraproducente...así que me aconsejó tomar un sustituto. También llevaba sal, pero iba acompañado de verduras y hierbas que le daban sabor a la comida y de ese modo, el efecto visual y de sabor no era tan brusco, así que decidí probar.

El resultado fue magnífico, el único inconveniente que le vi fue el precio (casi 5 euros el botecito de 250 gr) y con mi economía tan cual está se me hacía un poco cuesta arriba.

Ummm, pensé...tengo que encontrar la manera de hacer mi propia sal Herbamare (que así se llama la marca comercial de la que os hablaba), así que me puse manos a la obra.

¿Qué ingredientes lleva?
Según la etiqueta:  sal marina sin refinar, hortalizas (apio, puerro, cebolla...), plantas aromáticas (perejil, ajo, albahaca, mejorana, romero, tomillo) y alga marina Kelp.
Todas de cultivo biológico certificado.

Ummmm, (pensaba), las hierbas aromáticas son sencillas de conseguir, pero como conseguir las verduras y poder molerlas para mezclarlas con la sal???
De repente se hizo la luz!!! con una sopa juliana deshidrata. Encontré la sopa de Algamar, que además de llevar todas las verduras que necesitamos lleva incorporada un alga, así que me puse manos a la obra...

Mezclé todo: la sopa, las hierbas y un poco de sal y lo trituré. El
resultado fue estupendo, y ahora me sale muchísimo más económico ;-)

A continuación os dejo este video que encontré en internet, donde explican como hacer otro tipo de sales también muy ricas.


Y, por último, nos encantaría recibir tus comentarios: ¿Tienes problemas con la sal? ¿has encontrado alguna otra alternativa? ¿Has logrado eliminar la sal de tu dieta de alguna manera?
Abrimos debate ;-)
 

12/8/13

Elaboración de yogur casero sin yogurtera ;-)



El yogur, también conocido como yogurt, yogourt o yoghourt, es un producto lácteo obtenido mediante la fermentación bacteriana de la leche (aunque se puede emplear cualquier tipo de leche, se suele utilizar la de vaca).La fermentación de la lactosa (el azúcar de la leche) en ácido láctico es lo que da al yogur su textura y sabor tan distintivo, aunque también se le suele añadir chocolate, frutas y otros saborizantes.

UN POCO DE HISTORIA...

Las bacterias responsables de la fermentación de la leche, ya eran conocidas, hacia el 6000 ó 7000 a.C, por los tracios que vivían en la actual Bulgaria. Los primeros yogures fueron probablemente de fermentación espontánea, quizá por la acción de alguna bacteria del interior de las bolsas de piel de cabra usadas como recipientes de transporte.

Desde Tracia se introdujo en Turquía y luego en Asia Menor y la totalidad de la península balcánica. Permaneció durante muchos años como comida propia de India, Asia Central, Sudeste Asiático, Europa Central y del Este hasta los años 1900, cuando un biólogo ruso expuso su teoría de que el gran consumo de yogur era el responsable de la alta esperanza de vida de los campesinos búlgaros, y por ese motivo se popularizó su consumo por toda Europa.


EL PROCESO DE FERMENTACIÓN DEL YOGUR

Para esta receta casera de yogur precisaremos los siguientes ingredientes y materiales:

*Leche (cantidad necesaria según cuánto yogur se desea hacer)

*yogur 100% natural sin azúcar (una cucharada por cada medio litro de leche)

*frascos de vidrio que tengamos en casa, limpios y secos

*una cuchara

*un aislante para conservar el calor (cartón, papel de periódico, manta, corcho, termo)

*un termómetro que alcance los 90° (se consiguen en tiendas donde venden materiales para laboratorios).
Preparación de yogur casero paso a paso

Lo primero es colocar una cucharada de yogur en cada frasco. Luego, debes colocar a fuego lento la leche hasta que alcance los 85°C y revolviendo para que no se pegue en el fondo. Esto te tomará unos diez minutos. Si no tienes termómetro, no importa, debes apagar el fuego cuando el líquido humea y sube un poco.

Remueve la leche para que baje su temperatura hasta unos 45°C, puede tardar una media hora, según el tiempo y el calor ambiente. Para saber cuándo está, coloca el dedo meñique: si quema un poco pero puedes aguantar, ya está.

Vierte la leche en los frascos y trata de llenarlos hasta arriba. Remueve de manera vigorosa con una cuchara para que se mezcle con el yogur. Tapa bien y guárdalos en un sitio donde se conserve el calor. Así deben permanecer seis horas, en el área más caliente del hogar.

Una vez que pasó este tiempo, los metes en la nevera y en cuatro horas se habrá espesado. Ya están listos para comer. Si no abres el frasco, lo puedes dejar hasta 10 días. Una vez que lo abres, no más de 6.
¿Qué ventajas tiene hacer yogur casero?

Algunos de los beneficios de la preparación en casa de yogur son:

-no tiene conservantes o aditivos

-ofrece nutrientes que no se desnaturalizaron con procesos industriales

-lo comemos en seguida de prepararlo

-si usamos yogur y leche ecológicos será aún más sano

-es educativo porque podemos hacerlo con nuestros hijos

-podemos reciclar los frascos y utilizarlos las veces que queramos, siendo mejor el sabor que en plástico

-ahorraremos energía, infraestructura, transporte, contaminación, etc.

-nos saldrá más barato que comprarlo y es más delicioso

P.D: Personalmente, llevo planteándome muy seriamente dejar de consumir leche de origen animal (tanto por motivos morales como por motivos de salud). Por eso hago este pequeño inciso para animaros a experimentar con otras opciones. Aquí os dejamos un video en el que explican como elaborar de manera muy sencilla un rico yogur de soja. Esperamos que nos contéis vuestra opinión al respecto y abrimos un interesante debate ;-)

http://youtu.be/ryisIu8x78Q

Información extraída de wikipedia y del blog: mejorconsalud.com
Fotografía extraida de www.vitonica.com